PRODUCCIÓN DE FRUTILLAS

La región es reconocida como una zona productora de frutilla de muy alta calidad, en la actualidad hay unas 110 ha implantadas con gran preponderancia de la producción de la zona en los mercados durante al período primavero-estivo-otoñal. El cultivo es muy demandante de mano de obra: 900 jornales/ha/año, y cuenta con un rendimiento de hasta 2 kilos o más por planta (85Tn/ha/año); se vende en fresco al mercado doméstico y como productos elaborados a los mercados de exportación (principalmente Estados Unidos y Europa), donde se envían productos congelados, feteados, cubeteados, mermeladas, jaleas, etc. También se producen otros frutos rojos, como la frambuesa y la mora.

La implementación constante de tecnología tanto en los cultivos como en sus procesos permite posicionar a la zona dentro de los mercados nacionales e internacionales más exigentes.

Se cuenta con productores, cuya producción primaria (plantación, cosecha, empaque, etc.) están encuadradas bajo normas de Buenas Prácticas Agrícolas, (GLOBALGAP-IRAM 14110). Los productos elaborados (congelados) cuentan con la garantía de calidad certificada por Bureau Veritas en HACCP-IRAM14104, como así también con certificación Kosher. 

 

PRODUCCIÓN DE KIWI

El Kiwi es una fruta deliciosa y nutritiva como pocas, cuenta con un alto aporte de vitamina C, E y alto contenido en fibra. Es baja en colesterol. Produce efectos anticancerígenos, tiene capacidad anti-oxidante y anti-inflamatoria, mejora el sistema inmunológico y aumenta las defensas en el organismo. Aporta otros nutrientes esenciales para el organismo como fosfato, magnesio y cobre

Por todo ello, los productores están comprometidos a cumplir exigentes protocolos, que permitan ofrecer una fruta dulce, jugosa y tierna, y principalmente nutritiva, plena de vitaminas y minerales.

Si además consideramos su bajo aporte calórico, nos encontramos frente a un alimento que aporta valiosos beneficios a la salud del ser humano al consumirlo

 

El cultivo de Kiwi en Argentina cuenta condiciones climáticas más favorables que en Chile y con menores costos que Nueva Zelanda, los mayores competidores en el hemisferio sur.
En la Argentina, particularmente la provincia de Buenos Aires cuenta con zonas muy favorables para la producción; como son las localidades de Baradero, San Pedro, Mar del Plata y Mercedes. Las primeras dos cuentan con la ventaja de, al estar al norte, tener un fruto que madura entre 15 y 20 días antes que el resto de las zonas, transformándose en las primeras cosechas en insertarse al mercado. En el caso de nuestro Partido de General Pueyrredon, en las ciudades de Mar del Plata y Batán, encontramos las mejores condiciones agroecológicas para su producción, y cuentan con más de 300 hectáreas productivas.

Mar del Plata y su zona son en la actualidad los líderes en el desarrollo del cultivo en el país, donde se cultiva el Kiwi hace más de 30 años.

Las bondades propias de nuestros suelos y nuestro clima, la cercanía al mar y el esfuerzo de los productores confluyen en una simbiosis benéfica que permite hoy ofrecer un producto que cumple los más altos estándares internacionales de calidad.

Esta producción que se lleva adelante con un manejo productivo de alta tecnificación, participa con el 50% del consumo nacional y con una curva de crecimiento exponencial, sustentada en plantaciones en pleno desarrollo, con apoyo de tecnologías de punta en todos los aspectos de la actividad, desde la producción de plantas, el manejo de los cultivos, el procesamiento de la fruta en modernos empaques construidos ad hoc, la disponibilidad de cámaras de frío especialmente diseñadas para la mejor conservación de la misma, entre otros.

Para ello, se trabaja permanentemente en la capacitación, el intercambio de información, la transferencia tecnológica, con el apoyo y colaboración de instituciones como el INTA y el Senasa.

Datos técnicos destacados, como contenidos de sólidos solubles, materia seca, capacidad de conservación, sumados a la disponibilidad de infraestructura para el proceso y guarda de la fruta, son los pilares que dan basamento a una actividad sólida, rentable y promisoria. Con un mercado interno insuficientemente abastecido y una demanda externa de fruta de alta calidad en constante crecimiento, no podemos más que ver con enorme optimismo el futuro del cultivo en la región; que a la fecha ya se encuentra exportando plantas a Italia, Grecia, España, México y Kazajistán.

 

La Cámara de Productores de Kiwi de Mar del Plata reúne aproximadamente el 80% de la superficie implantada en la zona, que está en crecimiento sostenido en los últimos cinco años. Por propia iniciativa, han diseñando protocolos de cumplimiento obligatorio para los miembros de la cámara, debidamente auditados por consultores externos, con el objeto de posicionar el producto en el más alto nivel. Las normas internacionales más usuales, por ejemplo la GlobalGap, requisito prácticamente indispensable para vender en la Unión Europea, exigen protocolos certificados, el cuidado medioambiental y la calidad de vida de los operarios involucrados en todas las tareas; productores locales ya cuentan en cumplimiento de estas normas.

 

En este sentido, la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Municipalidad de General Pueyrredon, junto a diferentes instituciones públicas y privadas vinculadas al sector trabaja  para que el sector se consolide, crezca y concrete su sólido potencial. De esta forma, se trabajo en el desarrollo de la primer “Fiesta del Kiwi 2015” (puede ver más información ingresando aquí y que esto le lleve al siguiente link, se realiza acompañamiento en el desarrollo de proyectos de financiamiento, se participa de las actividades desarrolladas desde el Cluster, se trabaja junto a Senasa en el Monitoreo de la Mosca de los Frutos del Kiwi (puede ver más información ingresando aquí : y que esto le lleve al botón de Moitoreo Mosca de los Frutos) para lograr al denominación de baja prevalencia y abrir nuevos mercados de exportación, entre muchas otras actividades.