La Secretaría de Educación tiene como principal objetivo garantizar el derecho a la educación de

todos los ciudadanos del Partido de General Pueyrredon. Su indelegable misión es velar por la 
 
calidad, cobertura, eficiencia y equidad del sistema educativo municipal, haciendo de la educación 
 
el eje dinamizador del desarrollo humano y la inclusión social. Es también misión de esta 
 
Secretaría trabajar articuladamente con las demás reparticiones del municipio para establecer el 
 
nexo escuela, comunidad y gobierno, y así promover el bienestar, la igualdad de oportunidades y 
 
el acceso al conocimiento.
 
El Sistema Educativo Municipal cubre todos los niveles dentro del Partido de General Pueyrredon: 
 
Mar del Plata y Batán. Está conformado por 33 jardines, 17 escuelas primarias, 11 secundarias, 2 
 
bachilleratos de adultos, 10 escuelas de Formación Profesional, y cuatro institutos de formación 
 
superior: la Escuela de Danza, la Escuela de Arte Dramático, el Instituto Superior de Estudios 
 
Técnicos y el Instituto Superior de Formación Docente. En el año 2014, el número de alumnos 
 
que transitan por sus aulas asciende a 21.835. Llevan adelante la tarea educativa 2.890 docentes, 
 
120 capacitadores y 106 alfabetizadores, acompañados por 288 auxiliares y 60 empleados 
 
administrativos.
 
La Educación Municipal tiene sus orígenes en la década del sesenta y ha ido forjando, a lo largo de 
 
los años, su identidad particular. En función de las coyunturas políticas y sociales de nuestro país, 
 
la identidad de la educación municipal fue enriquecida y redefinida necesariamente, para estar en 
 
consonancia con las nuevas demandas.
 
A partir del año 2006 se estableció un nuevo marco legal para la educación argentina: la Ley de 
 
Educación Nacional N° 26.206, y la Ley de Educación Provincial N° 13.688 (2007), se concretan 
 
en todo el país en un sinfín de escenarios socio-históricos, con prácticas y acciones diversas, 
 
con el fin de lograr una educación de calidad para todos. La Secretaría de Educación Municipal 
 
toma estas leyes como marco de referencia y asume la responsabilidad y el compromiso de 
 
mejorar la educación del conjunto de la población por medio de acciones concretas, determinadas 
 
por factores de distinta índole: demográficos, económicos, culturales, sociales, ideológicos y 
 
pedagógicos.
 
El proyecto político-educativo puesto en marcha en diciembre 2007 plantea el fortalecimiento de 
 
un sistema con 50 años de historia en nuestra ciudad, que se ha constituido en una experiencia sin 
 
precedentes en todo el país, dada la magnitud y calidad de los servicios que presta. 
 
La propuesta de la Secretaría de Educación prioriza el fortalecimiento de la interrelación armónica 
 
con todas las áreas de gobierno de un modo integral y sistémico, de modo que subraya la 
 
transversalidad de la Educación al Proyecto Político, como así también su rol irremplazable 
 
en el mejoramiento de la calidad de vida de la población. La Educación es para nosotros, una 
 
herramienta colectiva que asegura la sustentabilidad de nuestra ciudad.
 
La Política Educativa Municipal parte de concebir a cada persona como una singularidad, con 
 
posibilidades y límites, con derecho a definir su opción de vida. Cada uno debe ser capaz de 
 
entender la diversidad para desarrollarse como ser social y relacionarse con los demás; debe 
 
percibirse como ser cultural para comprender y valorar lo que le es propio, para ser capaz de 
 
transformar la realidad y adaptarse a ella. Desde un punto de vista filosófico-antropológico, 
 
si las personas no tienen pertenencia a su cultura, a su historia, a sus valores, a su lengua, es 
 
muy difícil que se puedan formar generaciones futuras comprometidas con su Patria. Como 
 
plantea Freire:
 
A partir de las relaciones del hombre con la realidad, resultantes de estar con ella 
 
y en ella, por los actos de creación, recreación y decisión, éste va dinamizando su 
 
mundo. Va dominando la realidad, humanizándola, acrecentándola con algo que él 
 
mismo crea; va temporalizando los espacios geográficos, hace cultura. Y este juego 
 
de relaciones del hombre con el mundo y del hombre con los hombres, desafiando y 
 
respondiendo al desafío, alterando, creando, es lo que no permite la inmovilidad, ni de 
 
la sociedad ni de la cultura. (Freire, 2009)

Relacionados