Saltar a contenido principal

"Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, lo cual incluye el derecho a cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia".

Artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos