El Estado cuenta con leyes que establecen las bases legales para la defensa de personas consumidoras y usuarios.. La comuna brinda asesoramiento y actúa como conciliador entre partes. De no haber acuerdo y de constatarse la infracción, el municipio será el encargado de aplicar la sanción correspondiente.