Fiscalización Sanitaria

Es el área que realiza el contralor higiénico sanitario de los establecimientos y toma las medidas preventivas que las normativas vigentes instrumentan para protección de la salud de la comunidad. También toma muestras de aquellos productos que generan dudas sobre su aptitud para el consumo o la venta para que sean sometidos a análisis físico-químico y bacteriológico. 

Además de atender la demanda diaria generada por denuncia, las tareas de fiscalización se programan en base al riesgo epidemiológico y a los peligros potenciales que implican cada una de las actividades, dando la prioridad a aquellas de mayor riesgo en cuanto a la posibilidad de producir Enfermedades de Transmisión Alimentaria (ETA).