Niñez y adolescencia

Los Derechos Humanos son la herramienta fundamental sobre las que se sustentan las leyes nacionales, los tratados y las convenciones internacionales que reivindican a las infancias y adolescencias como sujetos de derechos sobre el que, tanto la sociedad como el Estado, debemos tener especial cuidado para asegurar su integridad y el pleno desarrollo de sus derechos.

Algunas de las principales situaciones de abuso que sufren niñas, niños y adolescentes:

Los niños, niñas y adolescentes pueden ser víctimas de abusos o maltratos por parte de personas adultas y también de otros menores. Los maltratadores existen en cualquier ambiente (familia, calle, colegio, etc.). Es muy importante que los niños, niñas y adolescentes sean involucrados directamente en estos temas con ayuda de quienes tienen responsabilidad sobre ellos (familiares, docentes, policías, personal de salud, de los servicios sociales, etc.), con el fin de que sepan qué hacer si son víctimas de situaciones de abuso o lo son sus compañeros/as o amigos/as.

Los niños, niñas y adolescentes pueden ser sometidos a explotación laboral cuando los padres, tutores o cualquier otro adulto, les imponen con carácter obligatorio la realización de trabajos. Al producirse esta clase de maltrato los menores dejan de recibir educación y no desarrollan otras actividades elementales en la etapa de la infancia como el juego y el desarrollo de relaciones de amistad.

El maltrato no solo es el resultado de acciones sino también de omisiones. Cuando las necesidades básicas -alimentos, juegos, amigos, ropa, casa, colegio, higiene, amor, cuidado, protección y vigilancia- no son atendidas, el niño o niña está sufriendo abandono.

Con el objetivo de preservar los derechos de las infancias y adolescencias trabajamos junto a la Dirección de Niñez, Juventud y Familia de la Subsecretaría de Derechos Humanos.

Conocé más del trabajo que realiza la Dirección de Niñez, Juventud y Familia aquí o ingresando al botón "Niñez y adolescencia".