Noticias - Gobierno

Jueves 10 de Octubre de 2019 - 16:45 hs

Ubicado en planta baja de la Municipalidad

Se inauguró el mural del Mapa del Cementerio Argentino de Darwin en Malvinas

La iniciativa surgió de la Fundación No Me Olvides. En la gigantografía (obra de Héctor Nazaralet), se puede apreciar aparece el nombre y el rostro de los soldados argentinos que fueron identificados, con la leyenda: “Todos dimos algo, algunos lo dieron todo”.

El Intendente Carlos Fernando Arroyo encabezó este jueves el acto de inauguración de una gigantografía en el Palacio Municipal, en donde se muestra el mapa del Cementerio Argentino de Darwin en Islas Malvinas, con los nombres y los rostros de los soldados argentinos que pudieron ser identificados.

Esta iniciativa de la Fundación No Me Olvides, se enmarca en el Proyecto de identificación de los ADN que se lleva adelante a partir de la iniciativa de su presidente, el ex combatiente Julio Aro.

 

La gigantografía, ubicada en planta baja cerca del acceso al despacho comunal, fue realizada por otro veterano de Malvinas, Héctor Nazaralet. La donación a la Municipalidad tiene como objetivo rendir homenaje a todas las familias que -luego de 36 años- pudieron saber donde descansan los restos de sus hijos.

 

De la ceremonia también participaron -además del jefe comunal-  el director de la Secretaría Privada, Hernán Tillous, alumnos del 5to. año del colegio Sagrada Familia de Tandil, concejales, familiares  y soldados excombatientes en Malvinas, entre otros.

 

En ese sentido, Arroyo sostuvo: “Yo era profesional cuando ocurrió la guerra y recuerdo cada día, cada minuto, todo lo que vivimos los argentinos porque sabíamos qué era la guerra y temíamos por nuestros jóvenes.”  Seguidamente, el jefe comunal aprovechó para dejar un mensaje a los jóvenes presentes: “Agradezcan siempre a quienes lucharon por nuestro territorio, nuestro país, por nuestra dignidad”.

 

Asimismo, el  Intendente reconoció la labor de la Fundación: “Anteriormente no hubo de parte del Estado un reconocimiento. Afortunadamente, las cosas empezaron a cambiar y aparecen seres como Julio Aro y Héctor Nazarelet que, manejados por Dios, lograron hacer esto.”

 

 A su turno, Julio Aro declaró: “Como este proyecto de identificación salió desde Mar del Plata, un compañero ex combatiente de Quilmes (Héctor Nazaralet) se le ocurrió armar este mural, buscando las fotos de cada uno de los caídos y ubicándolos en el cementerio de Darwin. El objetivo es que los marplatenses se acerquen a un edificio emblemático como la Municipalidad y puedan reconocer a estos 114 héroes. Nuestro trabajo ahora será conseguir identificar a los 8 que nos faltan. Eso lo haremos en una nueva etapa”, agregó.

 

Para nosotros hoy esto no pasa a ser un mural sino que nuestros compañeros pasan a ser inmortales. Hoy los conocemos con nombre, apellido, lugar y rostro” y aclaró que “La idea es que –en vez de ver un cementerio- podamos conocer los rostros y los nombres de los que quedaron allí. Para mí es muy emocionante: son mis compañeros, tienen mi misma edad. Queremos mantener viva la memoria de Malvinas. Porque ellos no están muertos: son inmortales”, aseguró el titular de la Fundación No Me Olvides.

 

En ese sentido, Aro manifestó: “Una de las madres me dijo que gracias a la identificación había ‘vuelto a parir’ a su hijo. Saber eso me reconforta. Ahora no estaremos viendo sólo una cruz; ahora sabemos nombre y apellido y conocemos su rostro. Para los familiares, eso es muy tranquilizador”, concluyó.

 

Durante el acto, también tomó la palabra en nombre de la Fundación, Federico Planes, padre del excombatiente caído en las Islas Gustavo Marcelo Planes, quien remarcó que “Estos actos son para nosotros, los familiares, verdaderamente una caricia a alma”.

 

Al cierre del evento, la Institución hizo entrega de réplicas del mural de forma individual para que cada uno de  los concejales tenga en su despacho.

prensa

BUSCADOR NOTICIAS