Noticias - Obras Sanitarias

Viernes 16 de Agosto de 2019 - 16:30 hs

Un antes y un después en materia ambiental para Gral. Pueyrredon

Arroyo celebró el primer año operativo de la Estación Depuradora de Aguas Residuales

Junto a autoridades de OSSE y del ENOSHA, el Intendente destacó los resultados que arroja la cadena EDAR – Emisario Submarino para el saneamiento y el importante ahorro energético con las optimizaciones practicadas. También se recordaron los 30 años de funcionalidad que tuvo la Planta de Pretratamiento “Ing. Baltar”.

El intendente municipal Carlos Arroyo celebró el primer año operativo de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR). Mayor sustentabilidad al sistema, un contexto operativo potenciado, la prolongación de la vida útil del Emisario Submarino y un marcado ahorro energético que ha permitido economizar algo más de $ 17.500.000 como consecuencias en la optimización de la operatoria, asoman en el primer año de funcionamiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) como puntos distintivos de una cadena ambiental que –con características  únicas- se muestra pionera en el tratamiento del efluente cloacal  en la ciudad.

 El jefe comunal estuvo acompañado por el presidente de OSSE, arquitecto Alejandro Pozzobón; el subadministrador del ENOHSA, doctor Alejandro Ávila Gallo, el delegado regional de la Autoridad del Agua, Agustín Bosch y el expresidente OSSE, Mario Dell Olio.

“Estoy muy orgulloso porque luchamos por esto junto al Dell Olio, Jhan y Bereciartúa del ENOSHA”, manifestó el Intendente. “Esta es una obra muy compleja, acá hubo una participación del Estado nacional y municipal que fue terriblemente importante para llevarlo a cabo. Hubo que resolver un montón de problemas de tipo técnicos”, agregó.

            En esta misma línea, Arroyo señaló: “No es sólo un logro de Gral. Pueyrredon sino de Sudamérica. Todo el mundo iba a las playas del sur o del centro por la contaminación del mar. Hoy, con análisis de OSSE, tenemos más pureza en el agua de las playas frente a la Planta que en otros sectores”.

Luego de los discursos, las autoridades recorrieron una muestra fotográfica que refleja el progreso constructivo que tuvo el Emisario Submarino como eslabón de esta “cadena ambiental”, única en la región.

La EDAR, tal su identificación, cumple este mes su primer aniversario de actividad en el kilómetro 506 de la Ruta 11 y por tal motivo se llevó a cabo este viernes un singular encuentro que fue excusa para contemplar no sólo una muestra fotográfica evidenciando el avance constructivo que tuvo el Emisario Submarino -hoy componente clave de la estructura constituida justamente con la EDAR- sino además  para hacer un repaso  por la historia de la gestión y tratamiento de los efluentes cloacales de Mar del Plata, atento a recordarse también los 30 años que han pasado desde que la Planta de Efluentes “Ingeniero Baltar”  comenzara a operar a tan sólo 600 metros de donde hoy funciona la moderna Estación Depuradora.

POZZOBON: “ES UNA DE LAS OBRAS DE MAYOR ENVERGADURA DE LA HISTORIA DEL PARTIDO DE GRAL. PUEYRREDON”

Por su parte, Alejandro Pozzobón, sostuvo que “nos encanta mostrar con el tiempo la efectividad y que los destinos de los fondos son logrados al mejor desempeño. Esta es una obra que, junto al Emisario Submarino, es una de las de mayor envergadura de la historia del Partido de Gral. Pueyrredon. Como primer año del funcionamiento hemos logrado niveles de prestación de servicio que superan las expectativas. Se ha superado los parámetros de calidad de la Autoridad del Agua para los niveles de las aguas recreativas”.   

MARCADO AHORRO ENERGÉTICO

Ciertamente la nueva planta, siempre a partir de la comunión que –en lo operativo- hace con el Emisario Submarino, posibilitó reducir el costo total anual de energía en lo que es el tratamiento de las aguas residuales. Así se desprende de un informe técnico que evidencia una reducción del 28,06 % en este aspecto.

Es que sin las optimizaciones con las que se ha dotado al sistema  en este último año se debía afrontar un costo energético anual del orden de los  $ 62.658.504,0 (corresponde a la energía total anual del conjunto Emisario Submarino 3.970.726kW - EDAR 9.693.667) para solventar el consumo de  13.664.393Kw. Con las intervenciones, potenciaciones y mejoras, se redujo esa suma de manera considerable: se pasó a aportar $ 45.078.404,8   (Emisario 658.800kW - EDAR 7.110.813) para costear el  total de 7.769.613Kw. Esto es, se alcanzó un ahorro de  17.580.100  millones de pesos en energía con el trabajo desarrollado en sólo un año.

A propósito de las intervenciones, encabezadas en lo operativo por la Gerencia de Servicios de Obras Sanitarias, se reconoció que desde un primer momento se hizo foco en el costado sustentable de la planta. Por caso se puso especial atención durante todo este primer año de funcionalidad en la optimización de los distintos procesos, ajustando componentes de la automatización en función de la calibración del sistema.

Justamente y según confió el ala técnica de OSSE se trabajó minuciosamente en la calibración del aire en el sector de piletas de drenado y grasas. “Es que la EDAR cuenta con una energía potencial que la planta “Baltar” no tenía”, aseveraron los profesionales al tiempo que pusieron especial acento en que se llegaron a cambiar dos bombas por otras de menor potencia en el Emisario Submarino “para alcanzar una optimización que antes no teníamos en el sistema”.

“El Emisario trabaja ahora a gravedad  hasta 2,7 m3 por segundo, con lo cual el bombeo es cero y eso permite un ahorro de energía muy importante”, concluyeron.

Siempre en esta línea los operarios han trabajado en modificar los niveles en la cámara de carga del Emisario lo que permitió que el arranque o puesta en función sea menor en cantidad a lo largo del día. Con el empleo de cuatro bombas se alcanzó la aludida reducción energética de casi un 30 %.

ACOPLADA CADENA AMBIENTAL

Como eslabones de una misma cadena la EDAR y el Emisario Submarino “van de la mano” tras un mismo propósito: el tratamiento y disposición de las aguas residuales. Es que si bien en su parte final es el Emisario el que hace la depuración del líquido cloacal, la Estación Depuradora hace una intervención primaria en el  sistema de filtrado con acción en el proceso de grasas y arenas. A ella se le insulfla aire para proteger justamente la posterior acción del Emisario.

Cuando en el año 2017 pusimos en funcionamiento el Emisario con la vieja Planta “Baltar” el último tramo del conducto mostró una acumulación de arenas de 1,10 mts. Luego, ya con la nueva EDAR, ese perfil se redujo considerablemente quedando un pequeño punto de elevación de sólidos acumulados inferior al metro. El volumen es mucho menor y es lógico: es el resultado de la funcionalidad de la EDAR y de los flushing (procedimiento de limpieza de un sistema de tuberías) que le fuimos dando al Emisario  con la nueva programación”, confiaron técnicos de la empresa sanitaria municipal.

Esta acción, es de destacar, ha dotado al sistema de más sustentabilidad, menor costo energético, una optimización general y una proyección de vida útil más prolongada para el  mismo Emisario Submarino. Y es en este contexto donde la operación anual de la EDAR refleja datos contundentes. 

Esta Estación Depuradora de Aguas Residuales, inaugurada el 17 de agosto del año pasado ubica a Mar del Plata  como pionera  en el ala  ambiental del país y en su comunión con el Emisario Submarino garantiza, definitivamente,  la calidad recreativa de las playas aún para las futuras generaciones.

30 AÑOS DE HISTORIA

En oportunidad del acto conmemorativo del primer año operativo de la EDAR, el recuerdo por los 30 años de la puesta en marcha de la hoy vieja Planta “Ing. Baltar” no estuvo ausente. Es que su incursión cobró por entonces significativa magnitud atento a que previo a ella los residuos cloacales generados en Mar del Plata se volcaban al mar sin que medie tratamiento alguno. Esto sucedía  a la altura de Camet, al norte del casco urbano.

La planta (demolida en su totalidad) mostró funcionalidad desde el mes de enero de 1989 y durante 29 años resultó útil al procesamiento de 2.175.000.000 de m3 de efluentes. La licitación para su construcción aconteció en el año 1986 y abarcó no sólo  la ejecución y operación de la planta sino también aspectos inherentes a su mantenimiento integral, considerando siempre  su condición de “primaria” (separadora de sólidos y concebida como una  etapa inicial de un sistema a ser completado en el futuro, pero posible de ser integrado  con un Emisario Submarino). Fue adjudicada y ejecutada en tan sólo quince meses, lo que posibilitó que ya en enero de 1989 comience a operar.

Hoy, con la moderna EDAR en función plena, la Planta de PreTratamiento “Ing. Baltar” ya no se divisa en la postal costera de Ruta 11 tal la voluntad manifiesta por los vecinos de las inmediaciones en Audiencia Pública celebrada oportunamente. El lugar ya se encamina  a transformarse en un recuperado espacio público turístico y recreativo que sabrá de un singular museo íntimamente vinculado a la actividad que durante tantos años se desarrolló allí.

PRENSA

BUSCADOR NOTICIAS