Noticias - Servicios Urbanos

Viernes 20 de Septiembre de 2019 - 18:30 hs

Programa de Forestación en espacios verdes públicos

Nuevos árboles para la Plaza del barrio Autódromo

Por tercer año consecutivo, el EMSUR y la ONG CILSA organizaron una jornada de plantación en la plaza del barrio Autódromo, un espacio público con escasa vegetación en la cual se proyectó una intervención paisajística con beneficios para todo del barrio. En esta ocasión se colocaron 10 nuevos Fresnos americanos que contribuirán a brindar sombra en el área de juegos.

En el marco del Programa de Forestación de la ciudad que implementa el EMSUR que preside Eduardo Leitao, se llevó adelante una nueva jornada de plantación de 10 árboles en la plaza del barrio Autódromo. Se trata de una actividad que se realiza por tercer año consecutivo junto a la ONG CILSA con el fin de crear una identidad barrial con epicentro en ese espacio verde al tiempo de hacer partícipes a los más chicos en la responsabilidad del cuidado y mantenimiento de los árboles.

A tales fines, ya en el 2017 sendos equipos del EMSUR – a través de la Dirección de Arbolado y Paisajismo Urbano- y de CILSA – por medio del Programa “Un niño, un futuro” – se habían acercado a esa plaza a colocar 10 Fresnos americanos con canteros con herbáceas y flores pero lamentablemente por distintos factores, como la falta de fuentes de agua cercanas para riego, ninguno de ellos sobrevivió. Al año siguiente, y en un nuevo intento por forestar y embellecer ese espacio público, se realizó una segunda jornada de plantación donde se colocaron 13 Fresnos americanos. A la fecha, 11 de ellos se encuentran creciendo vigorosamente, bajo la guarda de los vecinos.

 

Para continuar aumentando la masa forestal, de modo que en el verano ofrezca sombra al sector de juegos, en esta ocasión se plantaron 10 Fresnos americanos junto a vecinos del barrio y se sumaron miembros de la Cooperativa “Vamos“, representantes del programa ENVION Belgrano- Autódromo y alumnos de Jardinería de la Escuela de Formación N°6.

 

“Las cosas están empezando a cambiar”, expresaron desde la Dirección de Arbolado y Paisajismo Urbano, “el trabajo social y el esfuerzo de todos para que esos árboles sobrevivan empezaron a dar sus frutos. Si hasta se logró que tuvieran agua en la plaza misma, facilitando así la tarea de riego”, detallaron. Es que, tal como repiten los especialistas del ente municipal en cada encuentro con vecinos e instituciones barriales que participan en las plantaciones del Programa de Forestación, los primeros cuatro años de vida de los árboles son fundamentales para garantizar su desarrollo futuro.

 

“Desde nuestra área acompañamos a la ONG en su proyecto ‘Un niño, un futuro’, donde se refuerza el derecho de éstos a un Ambiente Sano, tal como dicta la Constitución Nacional”, sostuvieron desde el EMSUR, al tiempo de señalar que, en tal sentido, “nuestra tarea principal fue mejorar un espacio público donde no había sentido de pertenencia de parte de los vecinos, y ahora vemos que con esfuerzo y perseverancia lo pudimos lograr. A futuro continuaremos colocando más especies“.

 

Históricamente, los espacios verdes públicos se constituyeron en el lugar de encuentro y recreación de los ciudadanos y el lugar de contacto con la naturaleza. Es en esta línea que “el esquema de plantaciones llevado a cabo durante estos años en la plaza del barrio Autódromo, de escasa vegetación y suelo anegado, cobra sentido”, reflexionaron desde la Dirección de Arbolado y Paisajismo Urbano. “Los árboles son parte del paisaje urbano y ejercen efectos positivos sobre las condiciones ambientales, además de referir valores estéticos que influyen en la calidad del hábitat de los vecinos”, puntualizaron.

 

Respecto a la especie elegida, en el EMSUR explicaron que “el Fresno americano es una especie exótica proveniente de Norteamérica, naturalizada en argentina. Es de hoja caduca y en otoño sus hojas se vuelven de color amarillo generando una coloración muy atractiva. Lo más importante es que se adapta muy bien a cualquier tipo de suelo”.

 

Finalmente, cabe destacar que desde el punto de vista de los beneficios ambientales que brindan, los árboles actúan como reguladores de temperatura, limpian el aire, fijan suciedad y partículas de polvo. Asimismo, en la hidrología urbana, los árboles bien estructurados previenen la erosión estabilizando el suelo; reducen los ruidos indeseados y filtran los vientos.

 

prensa

BUSCADOR NOTICIAS