Comunicación inclusiva: personas afrodescendientes

La Dirección Municipal de DD.HH., en consonancia con el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo –INADI-, recomienda utilizar el término “afrodescendientes” para mencionar a las personas de esa descendencia.
El informe del INADI de “Buenas prácticas en la comunicación pública” destinado a personas afrodescendientes menciona que “en la actualidad el término ‘afrodescendiente’ se encuentra aceptado en los estándares internacionales para referirse a quienes descienden de personas africanas esclavizadas, traídas a la Argentina y a los africanos/as o sus descendientes en general”.
Por tal motivo el Instituto Nacional desaconseja el uso de la denominación “negra o negro” y recuerda que en Argentina se registra una manifestación particular del racismo según la cual los términos “negro” o “negra” suelen remitir de manera discriminatoria tanto a afroargentinos/as como a personas migrantes latinoamericanas y sus descendientes o personas pertenecientes a los pueblos originarios.
Cabe aclarar que esta recomendación de no utilizar la denominación “negra o negro” tiene en cuenta los argumentos anteriores, no obstante lo cual parte de la comunidad afrodescendiente se apropió de esa denominación y la porta con orgullo.

Africanos/as esclavizados/as

La Dirección Municipal de DD.HH. adhiere a la recomendación emitida por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo sobre la terminología a utilizar en los medios de comunicación cuando se abordan temas relacionados con las personas afrodescendientes desde la perspectiva histórica.
En este sentido, tanto el INADI como esta oficina recomiendan aludir a “africanos  o africanas esclavizados/as” en lugar de “negras esclavas” o “negros esclavos”.
En su informe sobre “Afrodescendientes”, el INADI considera importante “tener en cuenta que el/la afrodescendiente no nació esclavo/a sino que fue esclavizado/a por el régimen colonial que ha cosificado, maltratado y anulado todo derecho humano sobre la población africana que fuera capturada con distintos destinos en América y en Europa”.
Asimismo se recomienda no utilizar los gentilicios “africano” o “africana” y no remarcar la condición de “afrodescendiente” cuando no sea un dato relevante en la noticia. Dicha referencia, reflexiona el informe, “contribuye a visualizar a la población afrodescendiente como extranjera, poniendo en primer plano la diferencia”.
“Debemos hablar de ciudadanos/as argentinos/as y de sujetos de derecho en iguales condiciones antes que marcar diferencias de origen cuando no hacen a la temática de la cual se habla” concluye el informe del INADI.

Negro en positivo

La Dirección Municipal de DD.HH., en consonancia con el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo –INADI-, desaconseja utilizar el calificativo “negro” para adjetivar negativamente cualquier elemento o situación.
En su documento temático sobre “Migrantes y Discriminación” el INADI recuerda que “en nuestro país se ha instalado desde mediados del siglo XX toda una terminología despectiva vinculada al color de la piel y a la situación socioeconómica de algunas personas, como ‘cabecitas negras’ o ‘negrada’”.
“Es importante tener en cuenta que esta denominación posee una fuerte carga despectiva que pone en primer plano la diferencia del color de la piel y que ha sustentado históricamente a los discursos racistas” continúa el informe.
En este marco, esta Dirección adhiere a las recomendaciones realizas en el informe de “Buenas prácticas en la comunicación pública” sobre descendientes del INADI (2011) donde se aconseja no utilizar el calificativo “negro” para adjetivar negativamente cualquier elemento o situación.
Asimismo se sugiere no utilizar la frase “trabajo en negro”, teniendo en cuenta que de esta manera se naturaliza como término que evoca el trabajo sin remuneración y en malas condiciones que tenían las y los africanos/as esclavizados/as. En su lugar se avala la recomendación del INADI  de utilizar las frases “trabajo formal” o “trabajo no formal”, “trabajo informal” “trabajo registrado” o “trabajo no registrado”.