Un cuarto de siglo acompañando a los más chicos

La calle Hernandarias al 4300, en cercanías del puerto de la ciudad de Mar del Plata, es la sede del Jardín Municipal Nº 15 que se encuentra desarrollando un nuevo ciclo lectivo, con numerosas y variadas iniciativas. El establecimiento ha cumplido recientemente 25 años de vida y al respecto, su directora Liliana Lembi ha manifestado: “Cumplimos un cuarto de siglo enseñando a los más chicos y lo hemos conmemorado realizando un mural en el patio. El Jardín es parte de la comunidad del barrio que confía plenamente en lo que hacemos”. Y agregó: “Hace 6 años que estoy acá, uno se siente parte de la comunidad. Nuestro equipo docente también tiene mucho tiempo en este centro educativo”.

El mencionado mural fue dibujado por los más pequeños y ampliado por los mayores y es uno de los objetivos a seguir desarrollando en el marco de uno de las iniciativas artísticas del centro educativo. “En la actualidad estamos trabajando a los pintores marplatenses reconocidos”, señaló la titular en relación al área artística.

Si de proyectos se habla, el Jardín se encuentra trabajando en los programas de Natación, Abuelos narradores, Italiano, el de Efemérides -con las mujeres destacadas de la historia- y el de Biblioteca, donde según Lembi “se ha tenido muy buenas respuestas. Tratamos de hacer hincapié en el cuidado de los libros”.

En otro orden, también han impulsado el proyecto de Natación, común a los demás jardines, cuyo objetivo es no sólo la actividad física sino que también el desarrollo de la independencia de los niños.

Cabe destacar que al Jardín acuden un promedio de 100 alumnos, que provienen de los barrios de Villa Lourdes y del cordón de la avenida Vértiz. Los mismos se dividen en el turno mañana, con una sala de cuatro y otra de cinco años de edad, mientras que por la tarde asisten una sala de tres y otra más de cinco.

La integración es uno de los objetivos propuestos para este año. Al respecto, Lembi indicó: “Si bien en nuestro ideario se trabaja en una planificación de años anteriores, tenemos en cuenta las diferencias individuales y apuntamos a la integración. Queremos acercar a los chicos a áreas de difícil acceso para sus realidades. En este sentido, organizamos visitas permanentes a canales de televisión, cuarteles de bomberos por citar ejemplos”.

Otra cuestión que se trabaja es la participación. “Tenemos una comunidad a la que cuesta a veces movilizar razón por la cual hemos desarrollado un proyecto en conjunto con la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Mar del Plata donde impulsamos la movilización de los padres. ¿De qué forma? Haciéndolos mas participativos con la cooperadora”

Tales valores de integración y participación son ejes fundamentales para la enseñanza, resultando imprescindibles para formar a las nuevas generaciones. En esa tarea está el Jardín Municipal Nº 15. Interesante y con un alto grado de compromiso, por cierto.