Galopando hacia una mejor educación 

En cercanías del Hipódromo de la ciudad de Mar del Plata, el Jardín Municipal Nº 14 “Marcelo Planes” continúa con su misión de educar y formar a nuevas generaciones. Su directora, Estela Longhi se muestra orgullosa de llevar adelante el establecimiento y resalta la misión del mismo: “Nuestro objetivo es acercar a nuestros niños a los lugares que no conocen, conociendo la ciudad con todas sus manifestaciones culturales. Este Jardín funciona desde hace doce años y ha experimentado un crecimiento muy grande en paralelo con el barrio”. Tal crecimiento lo reflejan los números: una matrícula que fluctúa entre los 95 y 100 alumnos. Según indicó la titular “provienen en un 70% del barrio Hipódromo”. También acuden niños de La Herradura y San Jorge. Las salas se dividen en turno mañana, con una integrada de cuatro y cinco años de edad y otra de cinco, y el turno tarde, que alberga a una sala de tres y la restante para cuatro años de edad. 

Cabe destacar que este 2014 no resulta un año más para el Jardín, ya que ha sido bautizado con el nombre de “Marcelo Planes”, héroe marplatense caído en la guerra de Malvinas, en el marco proceso que lleva adelante la Secretaría de Educación, junto con la fundación No me Olvides, poniendo el nombre de soldados marplantenses fallecidos en el conflicto bélico acaecido en 1982.

Otro suceso importante en este año ha sido la inauguración de la Sala de Computación, fruto del esfuerzo de la propia Secretaría de Educación, la cooperadora y los docentes que día a día dan todo por la institución. Como complemento de esta sala, el centro educativo ha inaugurado una ludoteca. Al respecto, Longhi destacó: “Para ambos destinamos el espacio que teníamos un depósito. El mismo hoy funciona conjuntamente como sala de computación, de juegos y biblioteca”.

Siguiendo con las novedades para este año, el establecimient comenzó con el proyecto “Mancharte” cuyo objetivo es acercar a los chicos a obras de distintos artistas plásticos.  Si bien el establecimiento participa de un proyecto de articulación con la Escuela Provincial Nº 71, la característica del barrio hace que los niños, una vez finalizado el nivel inicial, se distribuyan y movilicen hacia otros sitios. En relación a este tema, la titular planteó a futuro: “Nuestra intención es que en algún momento se pueda hacer una escuela, debido a que a los chicos se les dificulta el traslado. Somos la única institución del barrio Hipódromo. No hay clubes, ni salas. Se trata de un Jardín muy querido y respetado. Por suerte, la gente colabora muchísimo”.

A propósito del barrio, Longhi reconoció que: “contamos con padres muy participativos. Por suerte, los niños son muy cuidados, educados y prolijos. Se nota el esfuerzo. Es una comunidad muy linda, muy trabajadora.”

Pese a las distancias, la educación no debe faltar en ningún sitio. Con el compromiso de siempre y la misión de seguir formando a los más chicos, el Jardín Nº 14 se aferra a sus valores para continuar su camino.