El Presupuesto Participativo es un procedimiento en el que los vecinos deciden cómo y dónde invertir parte de los recursos públicos.

Su puesta en marcha significa participación, igualdad de oportunidades, corresponsabilidad, información y transparencia, solidaridad y tolerancia, moderación y pertinencia, eficiencia y eficacia y respeto a los acuerdos.

Primero, los vecinos deciden qué mejoras necesitan sus barrios.

Luego, trabajando en Consejos Vecinales convierten esas necesidades en proyectos formales.

Este año se destinarán a este programa 20 millones de pesos que se dividirán entre los 16 Distritos en los que está dividido el Partido de General Pueyrredon.