Av. Colón 1189 | tel. 4861636
Villa Ortiz Basualdo
 

Esta residencia veraniega constituye uno de los últimos testimonios de la arquitectura pintoresquista de principios del siglo XX en Mar del Plata. Lleva el nombre de la familia propietaria, los Ortiz Basualdo, originaria de la Capital Federal, que la habitara cada verano entre 1910 y 1970.

Su recorrido evoca los usos y costumbres de los primeros veraneantes, en la exposición permanente del primer piso.

Arquitectura

El edificio fue proyectado en 1909 por los arquitectos Luis Dubois y Pablo Pater y construido por Leandro Bianchini, siguiendo las corrientes estilísticas inspiradas en los castillos de Loire (Francia). Se destacaba como una de las construcciones más importantes de la loma Stella Maris en la avenida Colón.

En 1919 se encaró una ampliación y remodelación a cargo del arquitecto G. Camus y del constructor Alula Baldassarini, aumentando considerablemente la cantidad de ambientes y variando el estilo “manoir francés” hacia el “anglonormando”.

La irregularidad volumétrica lograda, los diseños geométricos de “pan de bois” para la fachada y los techos de tejas de zinc con cresterías y pináculos, le otorgaron un mayor efecto pintoresco y la jerarquización entre las distintas casonas del lugar.

Valor patrimonial

La relevancia de los diversos profesionales que actuaron en esta Villa, así como el hecho de configurar una muestra del marco arquitectónico de la vida y
las costumbres en los orígenes del balneario marplatense, le otorgan un alto grado de interés cultural.
La Municipalidad se ha hecho cargo de su tenencia y salvaguarda en el año 1980 y forma parte del listado de
bienes de interés patrimonial protegido por la Ordenanza 10075/95.

Diseño y equipamiento interior

En el primer piso se exhibe una selección del mobiliario y equipamiento original de la residencia en distintos ambientes: el oratorio, las salas de música y de lectura, el comedor principal, el comedor de niños, el office para mozos, tres dormitorios, un hall central con balcón para músicos, un toilette y ascensor.

El mobiliario (de roble) y equipamiento (carpintería, vitrales, luminarias, telas pintadas, cerámicas) fue diseñado por encargo de los Ortiz Basualdo, al arquitecto Gustave Serrurier y realizado en los talleres de su empresa, Serrurier-Bovy, en Lieja (Bélgica). El estilo corresponde al “art-nouveau”, secesión vienesa, del cual este diseñador fue un exquisito exponente.

Otros estilos representados son: el neogótico (hall de planta baja, escalera de acceso al primer piso y oratorio) y el francés (sala de música), que corresponden a la remodelación de 1919. Originariamente, en la planta baja estaban distribuidas las dependencias de servicio (cocina, comedor de empleados y cuartos de labores domésticas), en el primer piso los ambientes de estar y reunión, en el segundo y tercero se ubicaban los dormitorios y baños, y en el cuarto nivel (ático) habitaciones para el personal y depósitos.

La escalera principal conecta los pisos que utilizaba la familia y sus invitados. La escalera auxiliar, que llega hasta el ático y los entrepisos era usada por el personal. En el sector posterior del edificio e integrado a éste en el primer piso, se observa la vivienda que alojara a los caseros (dos plantas) con salida independiente.
El parque llegaba hasta la esquina de Viamonte y contaba con un sector de canchas de tenis.

 

EL MUSEO DE ARTE 

Reseña histórica 

Sus antecedentes se remontan a las primeras exposiciones de arte realizadas en el edificio de la Municipalidad y a la creación por decreto municipal del Museo de Bellas Artes (1945). 

En su sede del 7º piso del Correo Central (1963-1976, adquiere relevancia y actividad permanente.
Su ubicación en la Villa Ortiz Basualdo data del año 1980. 

Desde entonces, realiza sus actividades en forma ininterrumpida en este edificio, ocupando las salas de planta baja, segundo y tercer piso en distintas etapas.
El Museo de Arte lleva el nombre de Juan Carlos Castagnino, a partir de 1982 como homenaje a este gran maestro de la plástica nacido en Mar del Plata.
 

La colección de artes plásticas 

La colección general está integrada por obras de artistas argentinos de las disciplinas pintura, dibujo, grabado, escultura y fotografía, entre ellos, Castagnino, Berni, Soldi, Forner, Presas, Carlos Alonso, Cogorno, Colombres, Quinquela Martin, Basaldúa, Butler, del Prete, Venier, Policastro, Pueyrredon, Severi, Torres Agüero, March, Bruzzone, Benítez, Martinez Howard, Ciocchini, Cárdenas, Gagliardi, Pompeyo y Eduardo Audivert, Gaimari, Macchi, Nevot, José Alonso, Rivas, Saderman. 
En lo particular, la Colección Castagnino reúne las obras donadas por su esposa e hijo en 1983, pinturas y dibujos realizados entre 1940 y 1971, en las series temáticas Animales, Martín Fierro, Figuras, Maternidades, China, Escenas y Paisajes, Retratos, Veraneantes y Homenajes. Se suman objetos personales y documentación fotográfica.
Por otro lado, la Colección de Artistas Marplatenses se integra con obras de destacados plásticos que desde Mar del Plata han trascendido con sus creaciones al ámbito nacional, realizando exposiciones y recibiendo importantes premios y reconocimientos.Esta colección está formada sobre la base de donaciones y de los premios adquisición del Salón Municipal de Artes Plásticas realizado desde 1960 con distinta regularidad.

Juan Carlos Castagnino

Nació en Mar del Plata el 18 de noviembre de 1908 y falleció en Capital Federal el 21 de abril de 1972.
Realizó sus estudios en la Mutualidad de Estudiantes de Bellas Artes y frecuentó los talleres de Gómez Cornet y Spilimbergo. Cursó la carrera de Arquitectura en la Universidad de Buenos Aires, recibiéndose de arquitecto, profesión que no ejerció.
Entre 1939 y 1948 realizó viajes de estudio por Italia, España, Francia, frecuentando las pinacotecas de los grandes museos y asistiendo al taller de André Lothe en París.
En 1952 viajó a China incorporando a su formación, las técnicas orientales de dibujo.
Su recorrido por América Central y estadía en México lo acercó al muralismo, a sus grandes cultores y al manejo del acrílico.
Entre 1962 y 1964 residió en Roma (Italia) y recorrió distintas ciudades de Europa, tomando contacto con los intelectuales y personalidades de la época.
Fue reconocido por sus pares como miembro de número de la Academia Nacional de Bellas Artes (1963). Realizó numerosas exposiciones personales en el país, en museos y galerías de arte, a lo largo de su amplia trayectoria.

De sus muestras en el exterior se destacan:
Washington (EE.UU.) | Lima (Perú) en 1948 y 1960 | París (Francia) en 1949 Varsovia (Polonia) en 1954 y 1969 | Porto Alegre (Brasil) en 1958 
Moscú (Rusia) en 1959 y 1969 | México (México), La Habana (Cuba) y Quito (Ecuador) en 1960 | Río de Janeiro (Brasil) y Yucatán (México) en 1961 | San Pablo (Brasil) y en París (Francia) en 1963 | Roma (Italia) en 1964, 1965 y 1966 | Brasilia (Brasil) en 1966 | Montevideo (Uruguay) en 1971. 
 

 

Obtuvo importantes premios en nuestro país: 
Tercer Premio del Salón Nacional Pintura, 1943, Capital Federal. 
Segundo Premio del Salón Nacional Pintura, 1944, Capital Federal. 
Primer Premio del Salón Nacional Pintura, 1948, Capital Federal. 
Primer Premio del Salón Nacional Dibujo, 1957, Capital Federal. 
Gran Premio de Honor Salón Nacional de Artes Plásticas Pintura, 1961, Capital Federal. 

También tuvo importantes distinciones en el exterior: 
Medalla de Honor Pintura, 1958, Bruselas (Bélgica) 
Premio especial al Dibujo II Bienal Interamericana, 1960, México (México). 
Premio de Honor Salón Internacional 1963, Saigón (China).

Sus obras 

La vasta producción de Castagnino siempre estuvo apoyada en la realidad y el compromiso con la problemática de su tiempo a lo que se suma una incesante búsqueda plástica.

Dada la repercusión popular que alcanzara, merece destacarse la ilustración del “Martín Fierro”, poema gauchesco escrito por José Hernández, para la editorial Eudeba (1964). En ella reinterpreta y actualiza en la imagen de Fierro, los sufrimientos de éste y de cualquier ser humano, dándole carácter universal al tema.

Asimismo ha sido relevante su participación en la obra mural de las Galerías Pacífico (Capital Federal, 1946) junto a otros grandes maestros: Berni, Colmeiro, Urruchúa y Spilimbergo, obra ampliamente valorada y conservada.

En sus últimas obras, pintó escenas de los veranos marplatenses, donde los bañistas, las carpas, las sombrillas, los mochileros, los nocturnos, le sirven para liberar el color y las formas de sus ataduras académicas. 

Al morir, a los 63 años, Castagnino se encontraba en plena búsqueda hacia una nueva figuración, en un periodo de rupturas formales y hacia el encuentro de nuevas formas de exresión.

Servicios 

Abierto todo el año, ofrece exposiciones permanentes y temporales y distintos servicios.
Exposiciones permanentes de su colección art-nouveau, mobiliario y equipamiento original de 1909.
Colección Castagnino, pinturas, dibujos y objetos del artista. Tercer piso.
Exposiciones temporales de su colección, de otros museos e instituciones y salones de arte. Salas de planta baja y segundo piso.
Documentación de colecciones y museo de la colección de arte y la Villa Ortiz Basualdo. (Consultas on line, de dossiers temáticos y catálogo de autores de la colección del museo. Asesoramiento museológico y museográfico).

 

 

Biblioteca especializada en artes plásticas (catálogos, libros, publicaciones periódicas, material audiovisual, archivo de prensa, material didáctico) Consultas en sala.

Conferencias, proyecciones y ciclos musicales. Atención en sala y visitas para público en general. 
Propuestas para grupos escolares y docentes. 

La Asociación Amigos del Museo tiene como misión apoyar al museo en su labor, colaborando con los proyectos de la institución, promoviendo y organizando actividades, como la Feria Navideña realizada anualmente en diciembre.

Jefe de División
Sra. Patricia Buzaglo
Tel (0223) 486-1636