Conformada como un imponente escenario natural, surgen en Mar del Plata las más diversas manifestaciones de la energía creadora, del espíritu expresivo de quienes ven todos los días el horizonte detrás del mar.

La cultura juega un papel muy intenso en ese sentir, en esa identidad, la de una ciudad coronada por la diversidad.

Podemos recorrer teatros, museos, centros culturales, bibliotecas y espacios abiertos dedicados a albergar y extender por los barrios, muestras, encuentros, talleres y espectáculos en los que observamos claramente esa diversidad.

Y podemos escuchar su Orquesta Sinfónica Municipal, su Banda Municipal, su Orquesta Municipal de Tango, su Orquesta Juvenil o sus agrupaciones corales.

Músicos, artistas plásticos, teatristas, bailarines, cirqueros, escritores, cineastas, diseñadores y realizadores de todos los ámbitos y todos los géneros caben entonces en esta ciudad amiga de la pluralidad que ha construido y sigue construyendo una estructura sólida en recursos, humanos y dedicada, cada día más, a la cultura.